Yeray quiere una lata de Coca Cola con su nombre

tras una consulta hecha a través de su web por parte de una amiga que buscaba la lata de Coca cola con su nombre.
©cocacola.es/contacto

“¡Queremos escucharte!”, dicen los de Coca Cola en su página web española. Sí, sí, pues parece que quieren escuchar a los clientes hasta que les plantean una duda que no les viene bien solventar. O al menos eso nos ha parecido en los últimos días tras una consulta hecha a través de su web por parte de una amiga que buscaba la lata de Coca cola con su nombre.

Con respuestas como las expuestas más abajo, no me extraña que Coca Cola haya sido destronada como la reina de las marcas por el gigante Apple. Precisamente esta semana hemos sabido que, tras 13 años como la marca más popular del mundo, el fabricante estadounidense del iPhone -entre otros- ha pasado a liderar la lista anual de mejores marcas creada por Interbrand

Me cuenta Yeray que, como adicta a esta bebida, llevaba meses buscando su nombre en las latas de Coca Cola. Ya sabéis, esa campaña de marketing lanzada hace unos meses en España -y en el resto de Europa, aunque en Australia llegó en 2012- en la que Coca Cola pretende rendir homenaje de forma personalizada a todos sus consumidores, menos a Yeray. Pedro, Laura, Ana, María, Marcos, Luis, Cristina… hemos visto casi todos ¿verdad? Pues bien, Yeray no había visto el suyo y como consumidora habitual de la bebida, quería preguntar por qué no encontraba su nombre en las latas, o si se podría ver la posibilidad de tenerlo inscrito en alguna.

Al fin y al cabo, Coca Cola está ahí a nuestra disposición “siempre que lo desees”, ¿no? Pues no. Y si no seguid leyendo.

Yeray contactó a través de la web con Coca Cola -tal y como recomienda amablemente en su web-, y tres días después, el agente -llamémosle Carla- le contestó, básicamente, que se fuera con su capricho a otra parte. En palabras textuales, esto fue lo que le respondió:

“Gracias por su mensaje y por el interés demostrado. En relación a su consulta, le informamos que las latas personalizadas están a la venta en los hipermercados, le invitamos a visitar nuestra web: www.cocacola.es, lo más pronto posible, tendremos toda la información relacionada con esta promoción”…. ¿Es esto el servicio de atención al consumidor que esperamos de la -hasta hace unos días- la marca más popular del mundo? Estoy segura de que coincidiréis conmigo en que, además, están tomando al consumidor por una persona estúpida a la que no se le ha ocurrido ir al ‘hipermercado’.

Aún estamos esperando la siguiente respuesta de Coca Cola para la consecuente contestación de Yeray, que somos todos los consumidores habituales de esta bebida gaseosa. ¿Qué creéis que le dirán? Obviamente ella insistió en que ya había paseado por todos los ‘hipermercados’ de su localidad, sin éxito alguno, y quiere saber si es posible, o no -simplemente-, tener una lata con su nombre. En resumidas cuentas, tener ese pequeño homenaje a sus muchos años bebiendo Coca Cola… Además, mirándolo por el lado bueno, Yeray es uno de los pocos nombres en España que sirve para chico y para chica. Matarían dos pájaros de un tiro, pero no… Coca Cola ha preferido tratar al consumidor como un auténtico estúpido y mandarle a paseo, o al hipermercado a comprar latas de su bebida con nombres de otros.

Por mi parte, desilusión absoluta con este trato por parte del servicio de atención al consumidor de la página web de la marca. En numerosas ocasiones hemos leído cómo Coca Cola era todo un ejemplo a seguir en cuanto a ese trato, cómo tenían en cuenta las opiniones, críticas e ideas de sus consumidores. Sin embargo, todo cambia cuando el consumidor eres tú y te pones en contacto con la marca. Y vosotros, ¿habéis tenido alguna experiencia así?

Finalmente… ¡la queja sirvió para algo y Yeray pudo tener la lata de Coca Cola con su nombre! Mirad el desenlace y la respuesta de Coca Cola.

8 comentarios


  1. // Responder

    Y muy complicado complacer a todo el mundo. Saludos y me gusta tu blog 🙂


    1. // Responder

      Gracias Elisabeth! La verdad es que si miramos por el lado de la marca… efectivamente es imposible complacer a todos, pero es cierto que hay que cuidar el servicio que se le da al consumidor, y en este caso en particular ha sido malo… así que lo decimos 🙂
      Te invito a que te suscribas si quieres para que te lleguen los posts por mail 😉
      Muchas gracias por pasarte!




  2. // Responder

    Ni modo k se acabe el mundo por no hacer feliz a una de mil k si lo son 😉



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe!