Antología del Marketing Viral (episodio 1)

marketing viralEl marketing viral, o los virales, ese contenido que se propaga endemoniadamente por la red, bien merecen una antología del marketing viral que documente su origen y la evolución en el tiempo.

El contenido viral, recibe este nombre porque se comporta de la misma forma que un proceso vírico. Mediante uno o varios focos, existe una probabilidad de contagio y un riesgo a que se propague y sea difícil o imposible de detener. En el caso del marketing viral, utiliza todo el potencial de Internet y todas las herramientas del marketing, sobre todo las redes sociales, para que su mensaje, contenido o anuncio consiga esa propagación vírica y tenga un impacto mundial. Y es que las redes sociales mucho tienen que decir sobre esto. Un tuit en una punta del mundo puede desatar el caos en el otro.  La capacidad del ser humano de impactar en el resto es inimaginable, y el marketing viral trata de producir contenidos que se extiendan entre cientos de miles de personas, quizás hasta llegar a ser una pandemia mundial. La viralidad se basa en la la capacidad de los virus para extenderse y afectar a cientos de miles de organismos.

El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo. Proverbio chino

marketing viralComo ya sucediera con #TheDress, el fenómeno viral puede estallar en cualquier momento y sus motivos atienden a tantas variables y son tan circunstanciales que es imposible establecer una fórmula sobre la creación de un viral. No me voy a meter en los post del tipo fórmula para que tu contenido sea viral, o, 10 consejos para un post viral. Lo único cierto es que para que un contenido se comparta, tiene que ser de calidad, profundo y que aporte algo a la comunidad y al target para el que ha sido diseñado. Lo viral va por otros cauces más imprevisibles.

Aún así, el marketing viral afila todas sus armas para que cada una de las acciones consiga el mayor número de impactos y un reconocimiento a nivel mundial. La popularidad creciente del marketing viral se debe a lo fácil de ejecutar las campañas, su bajo coste, su facilidad por llegar al target, y una tasa de respuesta alta. Combina una gran capacidad de posibles clientes con un coste muy bajo.

Antología del Marketing Viral

Media Virus se llamaba el libro que el crítico Douglas Rushkoff escribió en 1994, que establecería una de las premisas del marketing viral:  la publicidad llega a un usuario “sensible” y ese usuario es infectado, puede entonces seguir infectando a otros usuarios sensibles. Según las estadísticas que maneja la epidemiología, el número de usuarios infectados crecerá. Aunque el término marketing viral fue acuñado en 1997 por Steve Jurvetson, sobre la posibilidad en los diferentes servicios de correo electrónico de poder incorporar publicidad en los correos salientes. Unos inicios sobre los cuales se iría recogiendo la historia, la antología del marketing viral que tiene aún mucho por ver.

Comienza la lista antológica del marketing viral

Un recorrido por el marketing viral y el resto de virales que han conseguido una repercusión mundial.

1. Orson Welles y La guerra de los mundos (1938)

El 30 de octubre de 1938, Orson Welles sembró el pánico en la sociedad americana al leer por la radio la adaptación a este medio de la novela de H. G. Wells. Causó un gran revuelo y gran parte de la población del país creó una invasión alienígena. Hace casi 80 años, y en un medio tradicional como es la radio, sin ningún elemento visual, Orson Welles sin quererlo creo el primer viral, que se propagó por todo el país sembrando el terror de la invasión alienígena. Tiene la pole position en nuestra antología del marketing viral.

Orson Welles y la antología del marketing viral

 

2. ESA Huygens y el espacio  (1996)

Posiblemente en esta antología del marketing viral sea el primer viral realizado en Internet. “Your signature into space” rezaba el mensaje que lanzo la ESA (Agencia Espacial Europea) en 1996 con el fin de recoger mensajes, dibujos y firmas en un CD-Rom que viajaría en la sonda Cassini-Huygens con destino al satélite Titan de Saturno. El mensaje corrio por todo internet y en apenas un mes se recogieron 100.000 mensajes en la web hoygens.com. Actualmente esta cifra se queda muy pequeña, pero en la época fue todo un hito, además de ser una de las primeras veces en las que se utilizo internet con este propósito.

Cassini-Huygen, antología del marketing viral

 

3. Numa numa (2004)

Es sin duda el primer vídeo viral de la historia. Aún sin la existencia de Youtube (algo impensable a día d e hoy), este vídeo fue colgado en Newsgroms, un portal sobre vídeos y animaciones en flash. En el un joven, Gary Blosma aparece grabado por su webcam cantando la conocida canción de la época Dragostea Din Tei. Este vídeo logro 700 millones de reproducciones en una época en la que no existía Youtube, que saldría dos años después. El primer vídeo que entra en este top 3 de la antología del marketing viral.

El autor del vídeo en posteriores entrevistas, aseguró que su intención nunca fue la de hacer un viral sino que estaba divirtiéndose.

Los virales lo son por muchos y diferentes motivos, intencionados, fortuitos… lo cierto es que necesitan una antología del marketing viral que los compile. Nos vemos en el próximo episodio 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe!