Lecciones de marketing sacadas de La La Land

Lecciones de marketing de La La Land

La La Land te puede gustar o no, y aquí no vamos a valorar los aspectos cinematográficos de la película de la 89ª edición de los Oscars. Lo que sí vamos a comentar aquí son las lecciones de marketing que nos deja entrever esta obra a los que nos dedicamos a esto del marketing, de la comunicación e incluso de los eventos. 

Lecciones básicas de marketing de La La Land

En Marketing Directo ya escribieron sobre las 3 lecciones de marketing que se podían aprender de La La Land. Artículo que, por cierto, está totalmente extraído de esta otra versión en inglés publicada en el PR Daily.

Las lecciones de marketing, sean de quien sean, las resumo aquí:

  • Apelar a las emociones
  • El rechazo no siempre equivale al fracaso
  • El éxito exige de sacrificios

Por su parte, la agencia sevillana de marketing y comunicación Dmedia también escribía sobre La La Land destacando su gran marketing. De su post podemos sacar otra lección de marketing que, aunque yo no he añadido como tal a la infografía, sí merece la pena nombrar. Se trata de apelar a la nostalgia, porque no nos engañemos: a todos nos encanta 🙂

Lo que La La Land me ha enseñado para aplicar en marketing

A veces, lo más simple es lo que más triunfa, y mirando estos ingredientes, sin duda podemos triunfar con las historias de nuestros clientes, o las nuestras propias:

  • Historias que nos hagan vivir experiencias: a todos nos gustan las historias reales, aquellas en las que te puedes ver reflejado. Y La La Land personalmente me encantó -a pesar de mi bufido en el cine, ¿eh Nani? 😉 – porque refleja una historia de amor que, como en la vida misma, a veces no es suficiente para que sea un amor para toda la vida de ‘y vivieron felices y comieron perdices’. La La Land nos cuenta una historia que nos hace vivir una experiencia a lo largo de toda la película. En lo que a marketing se refiere, eso es imprescindible.
  • Activa los sentidos: perdonad, pero ¿no salisteis del cine con ganas de bailar y cantar?, ¿no tardasteis días en poder quitaros la música de la cabeza? Desde luego, a mí me pasó, y me sigue pasando cuando me pongo en Spotify la bso… sigo cantando con una sonrisa y con ganas de ponerme a bailar con una farola a lo ‘Cantando bajo la lluvia’.
  • Tiene atractivo visual: fotografía perfecta, vestuario… todo lo que tiene que atraer a la vista, lo hace. Con tus historias debes intentar hacer lo mismo. De nada sirve una buena historia si el resto del envoltorio no es atractivo.
  • ENAMORA: Y esto lo pongo en mayúsculas porque debería ser el objetivo básico de toda campaña de marketing, sea del tipo que sea, y del producto o servicio que sea. Hay que crear historias que contengan todo lo anterior y el resultado final sea que el consumidor, el comprador o quien sea, se enamore.

Conmigo, La La Land lo ha conseguido, y a vosotros, ¿os gustó la película? ¿Qué ingredientes creéis que se le podría añadir a un éxito en marketing?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe!