5 técnicas para crear contenido en Social Media

A priori puede parecer sencillo pero crear contenido en Social Media no lo es, sobre todo cuando eres freelance y trabajas a largo plazo con varios clientes. Para el Community Manager resulta complicado encontrar nuevas ideas y material de calidad que aporten valor añadido a la marca de su representado.

Las técnicas de las que hablaremos a continuación no son específicas para una red social, más bien el objetivo del post no es otro que transmitir el modo en el que podemos preparar nuestras ideas antes de proceder a la elaboración de cualquier contenido que vayamos a publicar dentro del Social Media.

Técnicas para crear contenido en Social Media

1- Establece el objetivo

Ser la imagen de una marca en redes sociales implica la necesidad absoluta de transmitir los valores y las virtudes de sus productos y/o servicios.

No es lo mismo tener un cliente cuyos fines sean comerciales que otro que considere como base de su plan estratégico, un propósito meramente informativo de su marca o empresa. Por ello, para empezar, es fundamental distinguir cuales son los objetivos que tienen nuestros clientes y en base a eso, elaborar el contenido apropiado para cada uno de ellos.

En este caso, la técnica para aplicar aboga por la premisa de que cada contenido responda a un único objetivo (comprar, participar, leer, etc) reduciéndose así el contexto en el que tenemos que actuar.

2- Crea un contexto

Todos los productos o servicios figuran en el contexto preciso de poder ser comunicados a través de un contenido específico.

El objetivo de esta técnica es permitir que las personas se identifiquen a sí mismos en un entorno que también podría ocurrir en sus vidas. Pero los contextos pueden ser diversos en función de la utilización que le demos al servicio o producto, pudiendo depender de las emociones, el status o el deseo de las personas.

La dificultad para el Community Manager radica en conseguir crear contextos y situaciones siempre nuevas por eso la creatividad será lo que marque la diferencia.

3- Transmite un deseo

Las personas acuden a las redes sociales en búsqueda de información, intercambio de opiniones y de contenidos o para charlar sobre un tema en concreto, pero lo que nunca hacen es recurrir al Social Media para comprar un producto o un servicio.

Normalmente esta tarea la realizan a través de motores de búsqueda como Google o Bing que cuentan con un excelente repositorio de páginas web donde poder encontrar aquello que se desea adquirir.

En las redes sociales se trabaja más sobre la pregunta latente que debe ser aquella estimulada a través del contenido. Para ello transmitimos un deseo.

El objetivo de esta técnica es motivar a las personas a recapacitar para que hagan la siguiente reflexión: “nunca me había parado a pensar hasta este momento la necesidad de tener este producto o servicio, pero es cierto que podría servirme“.

En definitiva, lo que tenemos que hacer es elegir y motivar el deseo de las personas.

4- Considera a los fans como niños

Sucede muchas veces que vemos contenido publicado en redes sociales y no entendemos el mensaje que se quiere transmitir. Esto es algo que debemos evitar completamente.

Es algo común dar por sentado que aquellos que leen nuestro contenido tienen conocimiento de la información que queremos transmitir y estamos muy equivocados.

Esta técnica nos obliga a ser claros y concisos, a no dar nada por sabido y entendido, en definitiva a capturar la atención del que lee o escucha. Por eso es importante ver a nuestros fans como si fueran niños a los que queremos transmitir nuestro mensaje y así prestar atención al modo en el que redactamos el contenido.

 5- Investiga, estudia y crea

Conocer una determinada materia es el primer paso para poder transmitirla simple y eficazmente. Lo mismo sucede cuando tenemos que crear contenido para redes sociales.

Cuando se trabaja para clientes que operan en mercados completamente distintos es necesario investigar, indagar en profundidad e informarse sobre dichos mercados. Debemos tratar de entender cómo funciona el producto o servicio y sobre todo, tenemos que estudiar los posibles clientes potenciales, preguntándonos porqué deberíamos comprar ese producto.

Esta técnica nos permitirá tener un dominio sobre el tema y sobre los potenciales clientes y por tanto, crear el contenido desde una perspectiva particular, donde se refleje las necesidades y los deseos de esas personas.

Conclusión

En los tiempos que corren, la calidad y originalidad del contenido que publicamos en las redes sociales son el epicentro de toda estrategia de Social Media. Crear vídeos, imágenes, gráficos etc., con la capacidad de llamar la atención de las personas es una dura responsabilidad que llevada a cabo de forma inteligente nos permitirá conseguir óptimos resultados.

¿Qué estratega sigues tú para crear contenido en redes sociales? Te animo a compartirla conmigo dejando un comentario o a través de Twitter (@inVictor19).

3 comentarios


  1. // Responder

    Excelente Victor. Sobretodo aquello de “considera a tus fans como niños”. No hay que dar por sentado que ellos saben tanto como tú. Aunque, un buen social media manager deberá conocer a su audiencia, no crees?


    1. // Responder

      Gracias SEO BOY,

      Desde luego que nunca hay que dar por supuesto que el contenido que publicamos es comprensible para todo nuestro público. Como tú bien dices, es necesario conocer al máximo a nuestra audiencia, pero aún así, debemos poner atención al tono, vocabulario y expresiones que si bien para nosotros nos pueden resultar usuales, para otros pueden sonarles “a chino”.

      Un saludo


    2. // Responder

      Eso es lo que pasa a veces, que hay marcas que hablan ‘su idioma’, y no el de su audiencia. Un ejemplo a seguir en cuanto a contenido, por ejemplo, es Coca Cola, en mi opinión. En cualquier caso, hay que crear contenido para tu audiciencia, no para la marca en sí solamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscribe!